Outfits

Momento bikini: ¿terror? ¡Vamos a superarlo!

2 de junio de 2019 | 11:04 pm

¡Ya está aquí el verano! Cada vez tenemos más cerca el «momento bikini», que inevitablemente suele llegar acompañado de la correspondiente sensación de pánico… Mil y una preguntas pasarán por tu mente: ¿Habré adelgazado lo suficiente? ¿Habrán funcionado los anti-celulíticos? ¿Me favorece de verdad el traje de baño que me he comprado o me he dejado llevar por las tendencias de este verano y voy a ser el hazmerreír en la piscina de la urbanización? ¿Me encontraré a alguien de la oficina paseando por la playa?

No sé tú, pero yo no tengo las curvas de Lorena Durán, por lo que pasearme en bikini o en traje de baño pisando fuerte como una diosa me resulta un poco más complicado que a ella. Pero como aquí hemos venido a vernos bonitas y a sentirnos aún más diosas que ella, te voy a dar unas ideas que yo llevo a cabo para enfrentarme a esos primeros días de playa y de piscina con otro espíritu:

¿Cómo superar el pánico al Momento bikini?

Recurre al autobronceador:

O a los aceleradores del bronceado para quitarte cuanto antes la palidez acumulada en invierno. Yo siempre aconsejaré a todo el que me pregunte el ST. Moriz en mousse. Yo uso el tono medio y queda muy natural, ¡para mi es el ideal para quitar el blanco nuclear del invierno!

Mira a tu Alrededor, ¿ves muchos cuerpos a lo Vigilantes de la Playa?

En vez de estar tan centrada (o centrado) en tu propio cuerpo y en los posibles defectos que el bañador deja al descubierto, te invito a que mires a tu alrededor. En serio, ¿cuánta gente tiene un cuerpo 10? Pues eso, que en este caso sí es aplicable lo de «defectos de muchos, consuelo de bañistas«.

Además, ¿de verdad piensas que eres la única persona obsesionada con sus lorcitas y su celulitis? Es una verdad universal que todo el mundo, absolutamente todo el mundo, se siente inseguro mostrando tanto de sí mismo. Me atrevería a decir que incluso les pasa a las tops de Victoria’s Secret… ¡Apuesto mi último euro a que todas esconden una o dos inseguridades físicas tras sus sonrisas radiantes y su aparente confianza en sí mismas!

RECUERDA:

Debes dejar de tratar a tu cuerpo como tu peor enemigo.

Una forma de valorarlo es hacer una lista de esas partes de tu cuerpo que más te gustan como de tus aptitudes, tus puntos fuertes, tus virtudes… Apunta también todas esas cosas que los demás siempre te dicen que les encanta de tu personalidad y de tu aspecto físico. ¡Veras que tienes una visión más positiva de ti misma de la que crees!

Escoge el bikini perfecto para ti.

De este tema ya hemos hablado en varias ocasiones (tenéis post sobre ello aquí y aquí). Cuando se trata de buscar bikini, es igual que con la ropa, ¡tenemos que tratar de buscar aquel que nos compense la figura! A mi, por ejemplo, me gusta usar bikinis push up ya que, al tener un trasero prominente, me hace parecer más compensada. Para la parte inferior, nunca he sido de usar un tanga justo por lo que contaba antes, aunque es una buena opción si quieres resaltar tu parte trasera. Yo prefiero el tipo de braga de toda la vida y sin nudos, ¡para no marcar cartucheras!

Este año, me he hecho con este bikini de la nueva colección de Hunkemöller en tonos flúor que me tiene loquita. Me encantaron los colores ya que, además de favorecer un montón y ser super alegres, ¡hacen efecto moreno instantáneo!

Si no te sientes segura en bikini, ¿por qué no empiezas a usar traje de baño?

Es cierto que cada vez uso menos bikinis… ¡Seré una rara! Pero siempre me ha gustado más el traje de baño. Me parecen súper cómodos, muy favorecedores en general y además puedes nadar bien con ellos y tirarte de cabeza sin miedo a salir del agua medio desnuda.

Recuerda que no eres solo un cuerpo

La belleza es más un estado mental que físico. Te recuerdo lo que decía la gran Sofía Loren:

«La mujer más guapa es la que piensa que lo es«.

La autoconfianza, la seguridad en ti misma, la luz que desprendes son mucho más atrayentes que un cuerpo de pibón. Así que estas de vacaciones, ¡Disfruta! Rodéate de gente positiva, bien sea tu familia, tu pareja o tus amigos. Todos ellos también tienen sus inseguridades y sienten de alguna manera el pánico al «momento bikini» (en el caso de ellos, «momento bañador«).

¿Un consejo? Evitad las conversaciones tipo: ¡mira qué gorda estoy! Esos pensamientos negativos que te castigan recordándote tal o cuál defecto y te llenan de inseguridad y frustración no son buenos compañeros de viaje. Deja los demonios en casa y recarga pilas en la playa. A la vuelta ponte como propósito callarles la boca para siempre o por lo menos, acostumbrarles a ser tú quién manda en ellos.

 

Y a ti, ¿Te aterra, tienes verdadero pánico al «momento bikini» o lo tienes superado?

Momento bikini: ¿terror? ¡Vamos a superarlo! was last modified: julio 9th, 2019 by Miriam Just For Real Girls

1 Comment

  • Reply nuriamira junio 3, 2019 at 13:13

    Ya lo voy superando poco a poco. Un post estupendo
    Besos linda

  • ¿Qué te ha parecido este post? ¡Estoy deseando conocer tu opinión!

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    A %d blogueros les gusta esto: