Blogger-Traveller

A Casa da Música

18 de enero de 2013 | 7:02 pm
¡Hola, mis princesas!

Hoy vengo a hablaros de «A Casa da Música de Porto«, un edificio que tuve oportunidad de visitar en mis viajes a Portugal del pasado año… Antes de nada, os lo describiré por partes, objetivamente, basándome en lo que nos contaron en la guía, ¡para pasar a daros mi opinión personal al final! 
Pues bien, la Casa de la Música (Casa da Musica en Portugués) de Oporto, Portugal, es sin duda una de las obras más reconocidas del laureado arquitecto holandés Rem Koolhaas (originalmente un periodista que supo reconvertirse con mucho éxito en gran arquitecto mediático). Este edificio es considerado por muchos como uno de los edificios contemporáneos más importantes de este país. Inicialmente, y debido a su forma vanguardista, fue muy criticado, pero es ahora cuando comienza a ser apreciado como un icono de la modernidad portuense.
Tirando un poco de historia, en el 2001 Oporto fue, junto con Róterdam, declarada la Capital Europea de la Cultura. Y por ello, Álvaro Siza, el más reconocido arquitecto de Porto (y uno de mis favoritos, como ya habréis visto en el blog) fue invitado a hacer un proyecto en Róterdam. A su vez, el roterdamés Rem Koolhaas, previa victoria en un concurso de acceso limitado, diseñó la Casa de la Música en Porto.

El proyecto, sin embargo, no sería culminado hasta el 2005 (tuvo una serie de problemas en su construcción, derivados de la complejidad técnica a la hora de ejecutar los encofrados de los muros de hormigón, así como sus juntas…).
Hablemos ahora de sus características formales: la envolvente del edificio rompe totalmente las relaciones con el entorno donde se implanta, comportándose como una escultura urbana descontextualizada, una especie de caja deformada de hormigón blanco a la que se le han «rebanado» algunas de sus esquinas (afacetándola), a la vez que se le han realizado una serie de perforaciones prísmicas con objeto de poner en relieve su interior. La idea se puede definir mejor hablando del concepto de «geoda» (elemento masivo rocoso y cerrado con un interior hueco cristalizado). Así, las diferentes salas del edificio (que generan este vacío cristalizado) están envueltas por una piel obtusa y masiva de hormigón; o dicho desde otra forma, el edificio es como un diamante en cuyo interior se hallan flotando varias cajas en direcciones diferentes.
La forma final tan particular de la obra, así como la localización de estas «perforaciones«, surge de la definición espacial de los dos auditorios (mayor y menor) exigidos por el programa funcional, generados por los dos principales vaciados realizados. El aspecto más llamativo e interesante de este proceso es que este auditorio principal, una gran caja rectangular que atraviesa de parte a parte el volumen del edificio, teniendo una doble mirada al exterior y siendo objeto de las «miradas» de gran parte del resto de las perforaciones, entre las que está el vestíbulo del otro auditorio secundario, estando separados por ventanales de doble vidrio ondulado.
El primer aporte planteado que realiza la Casa da Musica, por tanto, es la innovadora relación que genera entre el interior y exterior. Si bien este volumen es más bien cerrado, la intención es que se relacione lo mayor posible con el exterior por medio de las visuales. De esta manera, teóricamente invita al visitante estar siempre en relación al entorno y su contexto, pudiendo visualizar la ciudad e inclusive el cielo y el mar.
Cuando recorres sus pasillos, desde el momento en el que accedes al edificio, encuentras revestimientos desnudos y masivos de hormigón, acero inoxidable y vidrio, iluminados por fluorescentes ocultos de luz blanca, generando espacios estrechos que buscan desde la idea de proyecto el transmitir gelidez, de forma que te inviten a no detenerte en ellos, para así favorecer el acceso «rápido» a las salas principales. Así mismo, y debido a la «impersonalidad» de estos espacios, que podrían servir de enlace para cualquier otro uso, nada hace presagiar que desemboquen en algo como un auditorio. Como digo, durante todo el recorrido recibes estas sensaciones de frío para que cuando entres en las salas «especiales« experimentes calidez y acogimiento con el cambio de revestimientos (madera) y la entrada de luz solar.

La casa de la música quiere ser planteada, pues, como algo más que un auditorio de atrevida estética, ya que pretende ser un nuevo concepto en recintos musicales. Se ofrece como un espacio muy diferente a los habituales auditorios «herméticos» con paredes de madera, ya que como dije antes, tiene estos dos grandes ventanales que dan al exterior, una detrás de la audiencia y otra detrás del escenario, así como tres ventanas interiores que dan tanto a las inmediaciones del otro auditorio como a otras salas secundarias; y aunque existan otros ejemplos de auditorio construido con ventanas, éstas no son tan grandes y significativas.
Originalmente, los ventanales fueron planteados en el proyecto básico como aperturas de luz siempre abiertas, pero tras ver el fallo conceptual que encierra esto a la hora de realizar un control lumínico adecuado en los diferentes recitales o conciertos, se incorporó un sistema de cortinas superpuestas plegable en el proyecto de ejecución.
El volumen del recinto interior de la sala principal, repartido en dos zonas (una delante del escenario, y otra posterior), es de unos 17.000 m3, buscando transmitir una sensación de escala colosal, especialmente debido a su gran altura (que su aforo, de 1250 asientos, es inferior a lo esperado para el tamaño de la sala) y a la falta de elementos acústicos en el techo para corregir los defectos de la voz y de la pronunciación.
Dicho espacio interior, como dije antes, está acabado en madera, estando un 20% de la superficie de ésta recubierta a su vez por pan de oro, formando con él un dibujo que simula el veteado de la madera aumentado de escala (quedando el resultado final con efecto «pixelizando«). Este material fue elegido originalmente como homenaje a las múltiples iglesias barrocas de Oporto, en donde es muy utilizado.
Como comentario aparte, cabe destacar que los asientos de la sala están diseñados expresamente para este edificio, ya que cuentan con un tapizado que simula la absorción acústica que tendría un ocupante sentado en la butaca (con lo que no habría aumento en la reverberación del local al estar vacía), por lo que (teóricamente) no necesitan resonadores móviles como apoyo adicional en caso de que no haya ocupación plena de la sala.

Durante este proceso de diseño, otros espacios fueron creándose o por requerimientos del programa, o de forma accidental-residual como resultado del proceso de generación del volumen proyectual. A cada uno de estos espacios “sobrantes” les fue asignada una función subsidiaria, sirviendo como satélites de ambos auditorios. Por ello es que hay un restaurante con terraza, un bar, salas de ensayo, estudios de grabación, sala de prensa, y demás.

También cabe destacar, por último, uno de los «miradores» que dan al auditorio principal, considerado el «de las autoridades», en el cual se hace un homenaje al afamado azulejo portugués, presente tanto en los interiores como en los exteriores de los edificios más emblemáticos de Oporto. Toda la sala es recubierta por este tipo de azulejo azul y blanco, recreando los dibujos que existen originalmente en los mosaicos de estos monumentos de la ciudad.
Dicho todo esto, es el momento de mi opinión personal…
  • Sobre la implantación en la zona, efectivamente sorprende lo brusca, radical y descontextualizada que es, aunque no por ello me desagradó; todo lo contrario, era un elemento que llamaba poderosamente la atención sobre sí, pidiendo ser el elemento central sobre el que debía girar toda la actividad de la zona (y así era, con lo que la decisión que tomaron me pareció muy acertada).
  • Estéticamente, el exterior también era atrayente… más que «bonito». No me resultó desagradable ni por asomo, ¡y era muy moderno en su diseño! Pero precisamente esa «modernidad» de la que os hablo llevaba una desnudez y una falta de escala que hacía que fuese difícil vincularse con él, tal y como tendemos a hacer con los edificios que nos rodean en nuestro día a día.
  • La entrada al edificio me pareció muy curiosa y me gustó bastante, ya que para llegar a él (está en la primera planta), surge una escalera exenta de hormigón, siendo el único «apéndice» visible que tiene el edificio. De ahí llegabas a la zona de taquillas y a la escalera principal que daba acceso a los diferentes auditorios y salas, que también era bastante espectacular.
  • Había otra entrada, en planta baja, más secundaria (aunque fue la primera que vimos), que daba la cafetería del edificio. ¡Y la cafetería me pareció genial, la verdad! ¡Acogedora, bien distribuida y sencilla, elegante, moderna y llena de vida! ¡Y con buenos precios!
  • Una vez que subes por la escalera principal que os comento, el edificio se hace un poco laberíntico, debido a la sensación «futurista» que daban los pasillos, lo largos y algo caóticos que eran, y la frialdad que os comenté que tenían (¡que realmente hacía que no quisieses pararte demasiado!). Pero aún así, mereció la pena.
  • Del auditorio principal, he de decir que no me terminó de convencer; ni me gustaba el efecto de las paredes con píxeles dorados, ni la presencia de los ventanales al exterior. ¡De hecho, aunque cuando lo visitamos tenían esas cortinas cerradas, entraba demasiada claridad por los resquicios!
  • Las salas que quedaban sueltas por el edificio, derivadas de la forma proyectada, efectivamente eran demasiado residuales. ¡Parecía que se habían inventado los usos sobre la marcha y de forma muy forzada, ya que no les veían utilidad real!
A pesar de estas críticas finales, ¡mi impresión sobre «A Casa da Música» es que es un buen edificio, y me gustó bastante en general!

Espero que os haya gustado el tochopost de hoy, os prometo que no los haré muy amenudo, ¡que paséis un buen finde!

__________________________________________________
Rhapsody – The Magic of the Wizard’s Dreams (With Christopher Lee)
A Casa da Música was last modified: noviembre 25th, 2019 by Miriam Just For Real Girls

10 Comments

  • Reply AllAboutLife enero 18, 2013 at 19:36

    nice to meet u really love ur post..
    If u would like we can follow each other and visit our blog , it will be a great pleasure for us to know ur view about our new blog….
    Hugs, http://laviestsuperbe.blogspot.gr/

  • Reply I love it! - Nerea Díaz enero 18, 2013 at 19:44

    Que ganas de conocer este sitio 🙂

    Un abrazo.

  • Reply Lynn / Melancora enero 18, 2013 at 19:54

    Muy, muy buen post. Muy didáctico y perfectamente explicado y detallado. El edificio en las fotos impresiona, esa forma de pirámide invertida con tantas aristas me da la sensación que va a caer de un momento a otro. Lo que más me ha gustado es la diferencia entra los gélidos pasillos y la calidez del auditorio. Lo dicho, muy buen post, me han entrado muchas ganas de visitar ese edificio, y no sabía que Koolhaas era periodista.

  • Reply ellee enero 18, 2013 at 21:31

    que pasada! se ve un sitio espectacular!

  • Reply Aydita enero 18, 2013 at 20:33

    Que bonito es! besos

  • Reply Lariita enero 18, 2013 at 20:39

    Tiene muy buena pinta este sitio, seguro que está genial 🙂

  • Reply Dianne Tho enero 19, 2013 at 10:42

    este sitio es encantador, yo estuve hace unos años y la verdad es que me enamoró, tanto por fuera como por dentro. te felicito por la entrada tan detallada

  • Reply La Chica de la Máscara enero 20, 2013 at 10:45

    que sitio más estupendo =)
    un besito

  • Reply J and V enero 20, 2013 at 12:01

    nos encanta tu blog, te seguimos, un beso<3
    http://www.adolescenteconhormonasdesenfrenadas.blogspot.com.es/

  • Reply Irene enero 20, 2013 at 20:50

    Guapa! Pues no conocía este edifico pero me parece muy moderno y original, el interior también me gusta. Veo q te encantó!

    Deseo q empieces una buena semana amor! BESITOS

    www.yoyomismaeirene.com

  • ¿Qué te ha parecido este post? ¡Estoy deseando conocer tu opinión!

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    A %d blogueros les gusta esto: